Ayuso vuelve a las esencias del PP con una batería de propuestas liberales

Isabel Díaz Ayuso, la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, se vistió ayer con el traje del PP y subió al atril a leer un discurso de investidura que podrían haber firmado cualquiera de sus antecesores: puro Partido Popular en varias decenas de propuestas de corte liberal, fundamentalmente en lo económico, y entre las que se incluyó –marca de la casa– una rebaja de impuestos que la candidata anunció como «la mayor de la historia de la Comunidad de Madrid». Concretamente, la política madrileña ha avanzado una rebaja de la tarifa autonómica del IRPF, de manera que se reduzcan todos los tramos de la misma y «se llegue a pagar hasta un 5,5 por ciento menos», explicó la candidata. Ayuso prometió libertad para elegir colegio, mejores servicios sanitarios, más control en residencias de mayores, transporte público más sostenible y gratis para los mayores, y así en una batería de medidas entre las que deslizó algunas frases que pretendían contentar a sus socios de investidura: Ciudadanos, con quienes cogobernará a partir de ahora, y Vox, cooperador necesario para que este ejecutivo salga adelante. La formación naranja vio reflejadas en sus palabras muchas de las 155 medidas acordadas entre ambas formaciones en su pacto de gobierno. A los de Vox intentó ganárselos con detalles como incorporar la obligatoriedad de los colegios de anunciar públicamente sus contenidos educativos y los de las charlas y talleres que se programen; reconocer la necesidad de mejorar el sistema de identificación de menores inmigrantes no acompañados; o hacer referencia a la violencia contra las mujeres pero añadir a renglón seguido que «toda persona puede ser víctima de maltrato». Expresidentes
Su discurso fue seguido con atención desde la tribuna pública por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Pero no estuvieron ninguno de los expresidentes regionales populares. Pablo Casado envió un cariñoso mensaje vía Twitter. Muy tranquila, Díaz Ayuso leyó íntegramente su intervención, en la que comenzó reconociendo la labor del presidente en funciones, Pedro Rollán, y en el que citó a Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Ni una palabra, sin embargo, de Ángel Garrido, el expresidente autonómico que se pasó a las filas de Ciudadanos unos días antes de las elecciones generales de abril. La candidata popular, que siempre ha incluido en sus intervenciones mensajes en clave nacional, mantuvo ese tono ayer, y defendió la Constitución y el papel del Rey. Subrayó su compromiso con «el respeto a los símbolos del Estado: bandera, escudo e himno», y puso el acento en que «querer a España es el mejor modo de gobernar la Comunidad de Madrid». Por eso, también se mostró beligerante con respecto a los movimientos separatistas, asegurando que frente a ellos «Madrid no va a permanecer callada» aunque «el actual Gobierno de la Nación prefiera mirar para otro lado». Por eso, desde su posición como presidenta regional madrileña, ejercerá su responsabilidad «denunciando cualquier concesión, cambalache o maniobra cortoplacista dirigida a obtener algún beneficio político de este grave ataque a la unidad nacional». Afirma Ayuso que no se va a dejar ningunear por el Gobierno Central, y advierte a éste que la Comunidad es pieza fundamental y «en estos momentos, si Madrid se para, se para España». Consciente de su situación en la Asamblea –donde el PP cuenta con 30 escaños, Ciudadanos con 26 y Vox con 12, frente a los 64 que suman PSOE, Más Madrid y UnidasPodemos–, Díaz Ayuso defiende «un gobierno estable que resuelva el mayor número de problemas» y por eso hará «del diálogo y del consenso la política permanente». Votación por la tarde
Algunos compromisos de la candidata popular lanzan también un mensaje: así ocurre con el cambio de denominación de la consejería de Justicia, que ahora pasará a llamarse Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo. Además, ha prometido un plan para reducir las listas de espera a la mitad, y propone dotar en las residencias de mayores de reservas de plaza para personas con hijos adultos dependientes. El pleno de investidura vivirá hoy su última sesión, con las réplicas de los grupos parlamentarios y la contestación de la candidata. Tras ella, a primera hora de la tarde tendrá lugar la votación. Ayuso saldrá de la Asamblea como presidenta con los votos de PP, Cs y Vox.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *