Avalanchas, nieve y viento: así está siendo el ataque final a la cumbre del Everest en invierno

Álex Txikon ya se encuentra en el campo 2, a 6.472 metros de altura, después de una jornada durísima en la que el vasco y sus acompañantes tuvieron que rebajar sus pretensiones. La copiosa nevada caída durante la noche frenó el avance de Txikon y los suyos, que no pudieron alcanzar el campo 3 y que tendrán que empujar mucho mañana si quieren tener una opción de cumbre el viernes. Aunque en un principio la idea era salir de la tienda y comenzar a caminar a las 3 de la madrugada, la nieve que cayó durante la noche hizo que esa salida se pospusiera varias horas. Según han confirmado a ABC fuentes de la expedición, había alrededor de 70 centrímetros de nieve fuera de la tienda, lo que obligó a los alpinistas a hacer un esfuerzo mayor para alcanzar el siguiente objetivo. La falta de visibilidad complicó mucho el trayecto hacia el campo 2, que se hizo tedioso y complicado. Además, las fuertes avalanchas provenientes desde el vecino Nupse, aunque lejos de la trayectoria del equipo, evidencian lo técnica que está la montaña y la cantidad de nieve caída en los últimos dos días. Las buenas noticias para el equipo es que esas precipitaciones está previsto que cesen en las próximas horas, lo que unido al aumento de visibilidad y la bajada de la intensidad del viento abrirían una ventana de buen tiempo para el posible ataque a cumbre. Un intento que no llegaría hasta el viernes y eso siempre que Txikon y los sherpas que le acompañan lleguen a lo largo del jueves más allá del campo 3.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *