Astún Candanchú, el maridaje perfecto se consolida con el 100K. Candanchú veteranía alpina

Segundo día de nuestro viaje por el Valle de Aragón, durante la noche nevaba con fuerza, nos levantamos y nos asomamos con ganas de saber que nos vamos a encontrar. Increíble, podemos ver que no sólo sigue nevando, medio metro ha caído en las últimas 24 horas, el fin de temporada es prometedor, hoy esquiamos en la mítica estación de Candanchú.

Candanchú, la estación decana con paisajes de ensueño

Está situada en el Pirineo aragonés en el nacimiento del río Aragón y junto al Puerto del Somport. Vecina de la estación de Astún, se encuentra a 27 km al norte de la ciudad de Jaca.

Es una estación con un paisaje muy alpino, espectaculares macizos y con una gran historia en su haber. Fué la primera estación de esquí que se inauguró en España, en 1928 y la primera que puso en marcha los cursillos de esquí. A finales de la década de los años 20 del pasado siglo las laderas vírgenes de Candanchú empezaron a ser testigo de los primeros esquiadores. Poco después surgieron las primeras competiciones y cada vez más seguidores y adeptos a este deporte. A la par se construye el Hotel Candanchú, origen de la actual urbanización y motor fundamental de su desarrollo.

La inauguración del ferrocarril del Canfranc, en 1928, facilitó la llegada de los pioneros del deporte blanco, que encontraron en Candanchú las condiciones ideales para practicarlo. Fueron los zaragozanos del Club Montañeros de Aragón y los vascos del Club Tolosano de Esquí los que organizaron los primeros campeonatos y acondicionaron inicialmente las pistas.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *