Así llega cada partido a las elecciones del 28-A

PP: Sobrevivir a la herencia

El tiempo, o mejor dicho, la falta de tiempo ha pesado sobre la capacidad de Pablo Casado para manejar esta campaña electoral. Diez meses después de haber sido elegido como presidente del PP, el nuevo equipo ha tenido que dar formar a un nuevo partido y cargar a cuestas con la herencia recibida para disputar el Gobierno al PSOE y el liderazgo de la derecha a dos competidores que fueron haciéndose grandes en la última etapa de mandato de Mariano Rajoy. Ha sido una campaña difícil, en la que la cúpula popular ha tenido que ir sorteando las dificultades externas, la debilidad de la estructura del partido que se han encontrado y la falta de experiencia. Génova optó por ir a buscar el cuerpo a cuerpo con Pedro Sánchez, con dureza, y esquivar la confrontación con sus dos potenciales socios, Ciudadanos y Vox. Y así se ha mantenido hasta esta última semana, en la que Albert Rivera les ha obligado a girar sus golpes hacia la formación naranja para recuperar protagonismo frente a sus andanadas y su decisión de saltarse todas las reglas para remontar puestos en las encuestas. En el PP hay discrepancias sobre la estrategia, sobre si es acertada o no la imagen de giro a la derecha, y sobre otras cuestiones de fondo, pero nadie puede echarle en cara al líder popular que no se haya dejado la piel para intentar movilizar al electorado del centro derecha. Ha hecho una campaña muy intensa, en la que ha ido moderando algunas posiciones, principalmente sociales, a medida que se acercaba el domingo electoral. En Génova cierran la caravana convencidos de que la presión de Vox no dejaba en estos momentos alternativa al camino elegido. Saben que este domingo el PP se juega su futuro político dentro del centro-derecha, pero en sus decisiones han intentado blindar el futuro del liderazgo de Casado. La confianza en las posibilidades de sumar una mayoría alternativa con Ciudadanos y Vox han ido a más en los últimos días, a partir del debate en Atresmedia. Pero todo está sometido al interrogante de qué pasará con Vox.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *