Así es un día, hora a hora, a bordo del “Juan Sebastián de Elcano”

Al margen de las estancias en puerto, con los diferentes actos, ceremonias y compromisos que tenemos, y de los que ya le hemos ido contando, la mayor parte de nuestro crucero de instrucción tiene lugar en la mar, como no podía ser de otra manera. La parte más importante de nuestra formación profesional, técnica y en valores ocurre de puertas hacia dentro y por eso, hoy, queremos que nos acompañe en el transcurso de lo que es un día a bordo para nosotros.

Lea las anteriores entregas de la travesía del Elcano

El día comienza a las 06:45 con el toque de diana, bueno realmente no, comienza a las 00:00, cuando parte del personal del barco monta una guardia que llamamos la “media”, una guardia que se alarga hasta las 04:00, y a la que relevan los que tienen la guardia de “alba”, para los que los despertadores suenan a eso de las 03:30, con lo que la mañana se les hace un poco más larga. Disponemos de tiempo para ducharnos, asearnos y desayunar hasta 07:25 donde tenemos una revista de policía en la que comprueban que nuestras uniformidades están impolutas y nuestros afeitados perfectos, a las 08:00 comienzan nuestras clases. Después de la primera clase, cogemos el sextante y salimos a cubierta a observar el sol si la meteorología lo permite. Esto consiste en tomar cinco alturas del sol para poder situarnos posteriormente a la hora de la meridiana, como hacían nuestros antepasados para surcar los mares de todo el mundo.

Fuente de la noticia La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *