Alcañiz: para López Simón y Toñete, la puerta grande; de Morenito de Aranda, el mejor toreo

En la semana más taurina del año en plazas aragonesas, en la turolense de Alcañiz, como en Calatayud y Barbastro, se volvió a repetir el homenaje al empresario y apoderado Ignacio Zorita, recientemente fallecido y gestor de estos cosos. Y fue precisamente uno de los diestros a los que apoderó, Morenito de Aranda, el que mejor y con más calidad toreó ante una desigual corrida de El Puerto de San Lorenzo y la Ventana del Puerto, que viene a ser lo mismo. El torero castellano se lució con el capote ante el primero, que llegó a la muleta con un molesto gazapeo que no le permitió relajarse. Al buen y serio cuarto lo cuajó con la derecha, en series ajustadas, plenas de ligazón y temple. Al natural, los muletazos surgieron de uno en uno, y el final de faena tuvo aromas del mejor toreo, aunque todo lo bueno que realizó no fue refrendado con el estoque (oreja y silencio tras aviso). El segundo rompió a bueno y López Simón lo aprovechó de principio a fin. A derechas, a izquierdas, molinetes, pases de pecho… entre la aprobación general, y más pausado con la mano derecha. Y aún faltaba el final explosivo de cercanías, que le valió para pasear las dos orejas. En el quinto, nada claro, fue silenciado. Toñete anduvo encorajinado en las formas y ausente de reunión y temple ante el tercero, en un trasteo de muchos muletazos, que el toro se tragaba con sus desiguales embestidas. El toraco que hizo sexto, el mejor de la tarde, le permitió andar un punto más reposado en una faena con más voluntad que ajuste que caló en los tendidos. Con la espada un cañón, y las dos orejas, que sumó a otra del tercero. A hombros se lo llevaron, junto a López Simón. Andando se fue Morenito, entre el aroma de su toreo, que aún inundaba la plaza.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *