3-3: El Viña Albali Valdepeñas se queda a un gol de la gloria

Pues no pudo ser. El Viña Albali Valdepeñas se ha quedado a un gol de ganar el título de Liga de la Primera División de fútbol sala al empatar a tres contra Movistar Inter en la gran final disputada este martes por la tarde en Málaga. Ya se sabía que los de la Ciudad del Vino necesitaban la victoria para conquistar el campeonato al haber acabado por detrás de su rival en la clasificación de la fase regular (los madrileños fueron segundos y los manchegos, terceros). Se trata de la Liga número 14 para Movistar Inter, cuyo entrenador, el toledano Tino Pérez, se ha estrenado en el banqullo a lo grande. La final comenzó mal para los intereses valdepeñeros, ya que en el minuto 2 un lanzamiento de saque lateral lo remató el brasileño Pito. La igualada llegó en el minuto 10 después de un penalti cometido por el ilustre Carlos Ortiz sobre Cainan. El derribo fue claro y, aún así, fue revisado y confirmado en la mesa por el Soporte Técnológico (el VAR en el fútbol). El posterior violento lanzamiento de Chino desde los seis metros fue mortal de necesidad y el 1-1 se ubicó en el luminoso del Martín Carpena. Avanzaba el choque con dominio alterno y mucho respeto entre ambas escuadras. Se llegó entonces a un tiempo muerto solicitado por el entrenador del Viña Albali Valdepeñas, David Ramos, a falta de un minuto para el descanso. Tras esa pausa, al equipo vinatero se le fue de las manos todo lo bueno realizado al encajar dos goles en sendas contras letales. El segundo gol madrileño lo materializó Borja tras cesión de cabeza de Pito, mientras que el 3-1 vino como consecuencia de un error de Chino en campo ajeno que propició un gol culminado por Pito a falta de tres segundos para el parón. En la segunda parte el partido se convirtió en un monólogo ofensivo del cuadro manchego. De hecho, la posesión tuvo un global del 63-27 por ciento favorable a los discípulos que dirige David Ramos. Ese dominio llevó al Valdepeñas a igualar la batalla gracias a las dianas de Cainan y Dani Santos. La primera de ellas merced a un potente zapatazo del brasileño en saque de falta que atravesó la barrera madrileña y sorprendió a Jesús Herrero. Hubo luego dos disparos a los palos a cargo de Catela y Juanan, mientras que para los madrileños el poste fue de Bebe. El a la postre definitivo empate a tres fue obra de Dani Santos con un tiro por alto, cuando su equipo jugada ya con portero jugador. Quedaban aún 1:11 minutos, pero no llegó el milagro para la escuadra valdepeñera a pesar de que estuvo muy cerca de consumarse. De todas formas, la temporada 2019-2020 del Viña Albali Valdepeñas quedará grabada para su historia al lograr dos subcampeonatos nacionales: Copa de España y Liga. – Movistar Inter: Jesús Herrero, Ortiz, Pola, Borja Díaz, Pito (cinco inicial). Elisandro, Raya, Bebe, Humberto y Marlon. – Viña Albali Valdepeñas: Edu Sousa, José Ruiz, Chino, Cainan, Pablo Ibarra (cinco inicial). Rafael Rato, Buitre, Catela, Dani Santos, Nano, Terry y Juanan Árbitros: David Urdánoz (Comité Navarro)-Aitor Felipe Madorrán (Comité Vasco). Amarillas a Ortiz, José Ruiz, Nano, Elisandro y Pito. Goles: 1-0, m. 2: Pito; 1-1, m., 10: Chino (penalti); 2.1, m. 19; Borja; 3-1, m. 20; Pito; 3-2, m. 28: Cainan; 3-3, m. 39: Dani Santos. Incidencias: Final del «play-off» de la Liga de Primera División disputado en el pabellón Martín Carpena de Málaga. Encuentro jugado a puerta cerrada debido al Covid-19.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *